14.12.2022
Todo lo que tienes que saber sobre la Ley de 'Startups': estas son las 10 medidas más destacadas

Por primera vez en España, los fundadores de empresas innovadoras de reciente creación, de base tecnológica, rápido crecimiento y con un modelo de negocio escalable (conocidas como startups), cuentan con un marco normativo propio para desarrollar su actividad: la Ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes.  

La nueva norma, que se encuentra entre las principales medidas articuladas en la Estrategia España Nación Emprendedora, define la categoría de empresa startup como aquella que reúna condiciones tales como que no supere los cinco años de antigüedad (siete para sectores estratégicos), que tenga la sede o domicilio social permanente en España, que desarrolle un proyecto de emprendimiento innovador con un modelo de negocio escalable o que no cotice en bolsa ni distribuya dividendos. También, que tenga el 60% de la plantilla con un contrato laboral en España, o que el volumen de negocio anual no supere los 10 millones de euros, entre otras características.

Además, para ser beneficiario de las medidas articuladas en la ley, la empresa emergente debe acreditar su "carácter de emprendimiento innovador y escalable del modelo de negocio”. Para ello, se han incorporado los siguientes criterios a valorar por la Empresa Nacional de Innovación, S.A (ENISA): el grado de innovación, grado de atractivo de mercado, la fase de vida de la empresa, la escalabilidad del modelo de negocio, la competencia, el equipo o el volumen de clientes o usuarios.

La también conocida como Ley de Startups, que el Congreso de los Diputados aprobó de forma definitiva el jueves 1 de diciembre tras un procedimiento legislativo que arrancó en 2018 con con la apertura del trámite de consulta pública del anteproyecto de ley y la tramitación parlamentaria que se inició en diciembre de 2021, incorpora más de 20 medidas destinadas a fomentar la creación y desarrollo de startups en España, así como a atraer talento e inversión de ámbito nacional e internacional al ecosistema de empresas emergentes, entre otros objetivos. 

A continuación, el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora (ACENE) resume 10 de las medidas más destacadas de la primera ley europea orientada de manera específica a impulsar un ecosistema de emprendimiento innovador. 

1. Mejora en el tratamiento fiscal de las stock options para retribuir a trabajadores de startups

Stock options

La ley establece una serie de mejoras en el tratamiento fiscal de las stock options (opciones sobre acciones), una de las herramientas clave para atraer y retener talento puesto que es una forma de retribuir a los trabajadores de una empresa emergente con acciones o participaciones sociales.

Las modificaciones fiscales son las siguientes: 

· Exención actual de 12.000 euros a 50.000 euros anuales. Es decir, el trabajador de una empresa emergente puede recibir hasta 50.000 euros anuales en estas acciones o participaciones sin tener que tributar hasta que tome la decisión de venderlas (hasta un periodo máximo de diez años de su entrega) o en el caso de una salida a bolsa de la sociedad.

· Se elimina la necesidad de que la oferta se realice en las mismas condiciones a todos los empleados. La nueva normativa introduce una regla especial de valoración de los rendimientos del trabajo en especie con la finalidad de aclarar el valor que corresponde a las acciones o participaciones concedidas a los trabajadores de empresas emergentes.

Con esta medida, España supera los regímenes de tratamiento fiscal de las stock options de países como Reino Unido, Francia, Alemania, Italia o Portugal. Por ejemplo, en Reino Unido –uno de los países con el régimen de stock options más atractivos de Europa-, la exención es aplicable durante un plazo de 3 años (con un total casi de 300.000 euros).

2. Extensión de las autorizaciones de residencia a emprendedores, inversores y estudiantes extranjeros y nuevo visado para nómadas digitales

VISADOS Y AUTORIZACIONES

La nueva norma establece medidas para atraer y retener el mejor talento internacional, así como a emprendedores, inversores y estudiantes extranjeros, facilitando su entrada y residencia en España.

Para ello, se crean nuevos visados y se modifica la duración de las autorizaciones de residencia:

· Se amplía la vigencia de las autorizaciones iniciales de residencia para emprendedores, inversores y estudiantes extranjeros. Para emprendedores que quieran iniciar una actividad empresarial en España, se amplía la autorización inicial de residencia de uno a tres años. Además, podrán solicitar la renovación por dos años y obtener la residencia permanente a los cinco años y, para darse de alta en la Seguridad Social durante los primeros seis meses de residencia o estancia, será suficiente con su pasaporte. Para inversores extranjeros, se incrementa la autorización inicial de residencia de uno a tres años. Y en el caso de los estudiantes en prácticas, o que estén en búsqueda de empleo o quieran emprender un proyecto empresarial una vez hayan concluido sus estudios, se amplía la autorización de residencia de uno a dos años.

· Se facilita la expedición del Número de Identificación de Extranjero (NIE) para los solicitantes de autorizaciones de residencia en el marco de la Ley de Startups. Además de habilitar una página web específica para las solicitudes en línea, se podrá hacer a nivel presencial en diversos organismos y administraciones públicas.

· Creación de una nueva categoría de “visado para nómadas digitales”. El llamado “visado para teletrabajo de carácter internacional” tendrá una duración de un año y lo podrán solicitar extranjeros no residentes en España para trabajar a distancia para una empresa radicada en otro país o para sí mismos.

La autorización de residencia para teletrabajo de carácter internacional tendrá una duración máxima de tres años –renovable por períodos de dos años- siempre y cuando mantengan los requisitos del visado para teletrabajo de carácter internacional.

3. Régimen de impatriados: los trabajadores desplazados a España podrán acogerse al régimen fiscal especial

RÉGIMEN DE IMPATRIADOS

La ley introduce varias modificaciones en el régimen de impatriados regulado en el artículo 93 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las personas físicas que adquieran su residencia fiscal en España como consecuencia de su desplazamiento a territorio español.

Trabajadores, profesionales altamente cualificados, emprendedores e inversores, y su unidad familiar, podrán optar por tributar por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR) durante el periodo impositivo de cambio de residencia y los cinco siguientes. Al tributar por el IRNR lo harán al tipo general del 24% hasta 600.000 euros de base liquidable.

Para ello, deben cumplir la condición de no haber residido en España durante los cinco períodos impositivos anteriores al del establecimiento –antes de la Ley de Startups eran 10-. Además, para beneficiarse de esta medida fiscal, el desplazamiento a territorio español debe ser con motivo de una actividad económica calificada o que como profesional preste servicios a una startup, entre otros requisitos que estipula la normativa.

4. Establecimiento de un tratamiento fiscal específico para el carried interest con el objetivo de fomentar el desarrollo del capital riesgo

CARRIED INTEREST

Por primera vez, en España se establece un tratamiento fiscal específico para el carried interest, es decir, para las retribuciones obtenidas por la gestión exitosa de entidades de capital riesgo vinculadas al emprendimiento, a la innovación y al desarrollo de la actividad económica en todo el territorio nacional.

Tendrán la consideración de rendimientos del trabajo los derivados directa o indirectamente de participaciones, acciones u otros derechos, incluidas comisiones de éxito. Se calificará como rendimiento del trabajo integrable al 50%, sin límite cuantitativo, siempre y cuando se cumplan unas condiciones de mantenimiento y de rentabilidad mínima para los inversores ordinarios del fondo.

Con esta medida, se pretende incrementar la inversión en el tejido del emprendimiento innovador español gracias al establecimiento de más sociedades gestoras de capital riesgo. España ya puede competir con países como Francia, Reino Unido, Italia o Alemania.

5. Reducción de requisitos burocráticos para los inversores extranjeros

INVERSORES EXTRANJEROS

Con el objetivo de facilitar los procesos de inversión en empresas españolas por parte de inversores extranjeros, la Ley de Startups incluye mejoras para reducir los trámites burocráticos para los inversores que no residan en España.

Con el nuevo marco normativo, los inversores extranjeros que aporten capital a una empresa emergente ya constituida o de nueva constitución ya no estarán obligados a obtener el número de identidad de extranjero (NIE). Antes de esta ley, era obligatorio que los inversores extranjeros tuvieran que obtener un NIE incluso si no tenían intención de desplazarse a nuestro país.

Ahora, el único requisito será la solicitud electrónica del número de identificación fiscal (NIF) a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) a través de un procedimiento electrónico y con un plazo de resolución de 10 días hábiles.

6. Mejora en la deducción del IRPF por la suscripción de acciones o participaciones de startups

DEDUCCIÓN IRPF

El nuevo marco normativo introduce modificaciones en la deducción del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por la suscripción de acciones o participaciones de empresas. 
Estas son las mejoras:

· El régimen no solo se aplica a inversores privados, sino también a los socios fundadores de una empresa emergente.

· Se incrementa de 60.000 a 100.000 euros la cantidad máxima anual de deducción.

· El porcentaje de deducción se eleva del 30% actual al 50%.

Para beneficiarse de estas medidas, la ley establece una serie de requisitos. Por ejemplo, que el importe de la cifra de los fondos propios de la empresa de nueva o reciente creación no sea superior a 400.000 euros en el inicio del período impositivo de la misma en que el contribuyente adquiera las acciones o participaciones.

Con estas modificaciones, la Ley de Startups favorece la canalización de más recursos hacia las empresas emergentes a través de los business angels y sitúa a España a la altura del ordenamiento jurídico de países referentes como Reino Unido, donde la deducción es del 50% con un límite de 100.000 libras anuales.

7. Se suaviza la tributación inicial de las empresas emergentes 

BONIFICACIONES SEGURIDAD SOCIAL

Los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no Residentes que obtengan rentas mediante establecimiento permanente situado en territorio español y que tengan la condición de empresa emergente, podrán beneficiarse de las medidas que introduce la Ley de Startups para reducir costes en la fase inicial de un proyecto.

Son las siguientes:

· Reducción del tipo impositivo en el Impuesto sobre Sociedades y en el Impuesto sobre la Renta de No Residentes. Del actual 25% se pasa al 15% durante un máximo de cuatro años, desde el primer periodo en el que la base imponible resulte positiva hasta los tres siguientes.

· Posibilidad de extender el aplazamiento del pago de las deudas tributarias. Se podrá solicitar el aplazamiento del pago de la deuda tributaria correspondiente a los dos primeros períodos impositivos en los que la base imponible del impuesto sea positiva. El aplazamiento se concederá por un período de doce y seis meses, respectivamente, desde la finalización del plazo de ingreso en período voluntario de la deuda tributaria.

8. Bonificación en las cuotas de la Seguridad Social para fundadores de startups

BONIFICACIÓN CUOTAS SEGURIDAD SOCIAL

Una de las problemáticas del emprendimiento en fases muy tempranas es que los fundadores de startups compatibilizan el trabajo como autónomo con otra actividad profesional por cuenta ajena. 

Para evitarlo, se ha modificado la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo. Ahora, la Ley de Startups establece una bonificación del cien por cien de la cuota correspondiente a la base mínima establecida con carácter general, en cada momento, en el citado régimen especial durante los tres primeros años, cuando de forma simultánea los emprendedores trabajen por cuenta ajena para otra empresa.

9. Concesión de licencias de pruebas temporales de un año y promoción en la creación de entornos controlados (regulatory sandboxes)

sand boxes

Si las empresas emergentes operan en sectores regulados, la Ley de Startups les permite solicitar a la autoridad administrativa reguladora de su ámbito de actividad correspondiente una licencia de prueba temporal por un año para el desarrollo de sus operaciones. Para ello, las startups que obtengan esta licencia tendrán que informar a los usuarios de esta situación de prueba, de su duración y recabar su consentimiento.

La normativa también especifica que desde la Administración pública se promoverá la creación de entornos controlados (en inglés, regulatory sandbox): es decir, espacios en los que, exceptuando la normativa general y bajo la supervisión de una entidad reguladora, se puedan evaluar la utilidad, viabilidad e impacto de innovaciones tecnológicas en diferentes sectores.

Además, en la última fase parlamentaria de la ley, se modificó este apartado para enfatizar que desde la Administración pública se iban a impulsar de forma especial los sandboxes en zonas rurales para potenciar el uso de las tecnologías digitales y promover el desarrollo en todo el territorio.

10. Creación de la Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE)

ONE

Uno de los objetivos de la Ley de Startups es fomentar la agilidad administrativa. Para ello, establece que la Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE) será el organismo encargado de ordenar y coordinar los servicios de apoyo al emprendimiento en colaboración con todos los órganos del Estado y agentes públicos y privados del ecosistema.

La ONE servirá de punto de entrada, información, ayuda y orientación del emprendimiento innovador en España. Hará las veces de ventanilla única de servicios para los emprendedores.

Entre la información de utilidad que ofrecerá la ONE en una página web propia, se encuentra toda la relacionada con las subvenciones convocadas por administraciones públicas y comunitarias que estén dirigidas a empresas emergentes. Además, ofrecerá información para la concesión de visados y autorización de residencia para emprendedores, inversores y profesionales altamente cualificados.

Categoría